El mal y el buen ejemplo

Empezamos por lo malo, que para eso se inventaron los postres, para dejar buen sabor de boca.

En La Rúa (Orense), un pequeño municipio de menos de 5.000 habitantes, hay un sistema de bicicleta pública igualmente modesto con 2 estaciones y 12 bicicletas que sistema está siendo víctima de actos vándálicos importantes. Siete de las doce bicicletas están actualmente reparándose por sus desperfectos y las cinco que quedan se retiran por las noches de las estaciones para evitar más áctos vandálicos. “La agresión más grave fue provocada en abril de 2011, cuando las cuatro bicicletas del punto de O Aguillón fueron prácticamente destrozadas por los impactos de los cascotes de hormigón arrojados contra ellas durante la noche” (La Región). Comento este caso porque, aunque es un sistema pequeño, ilustra muy bien el impacto negativo que puede tener el vandalismo en la bicicleta pública. Además, quiero poner de manifiesto la falta de civismo de algunos individuos que, sin razón aparente, son capaces de romper a pedradas una infraestructura que hemos pagado entre todos.

Bicicletas sin los focos, pilotos o las cestas y, una de ellas, con una pintada en el cuadro en La Rúa. Foto: J.C. La Región

Hace unos meses hablaba en un post de que Villarreal había decidido ampliar sus horarios para favorecer la intermodalidad entre los últimos trenes y la bicicleta pública. Pues bien, recientemente el Ayuntamiento de la localidad ha anunciado que durante el verano, como experiencia piloto (El Periodic), Bicivila’t funcionará 24 horas para promocioner su uso (El Mundo). Dependiendo de los resultados se plantea la posibilidad de mantener este horario ininterrumpido durante el resto del año (Las Provincias). Esperemos que esta inicitativa tenga suficiente demanda (y poco vandalismo). Estos horarios amplios pueden ayudan aumentar la confianza del usuario en el medio de transporte y a recoger la no despreciable necesidad de movilidad nocturna.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Noticias, Opinión y etiquetada , , , . Guarda el enlace permanente.

2 respuestas a El mal y el buen ejemplo

  1. Andrea dijo:

    Esperemos que la medida tenga exito, y se implante no sólo en Villareal, sino en otros municipios. La bicicleta es un gran sistema de transporte nocturno, en ciudades que no se pueden permitir otros medios de transporte a esas horas, pero por diversas razones, en España, las administraciones casi nunca se plantean esa posibilidad.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s