El antes y el después en Vitoria

La remodelación del sistema de bicicleta pública en Vitoria sigue dando que hablar y ha vuelto a copar los medios de comunicación en los últimos días.

Un nuevo modelo sustituirá al actual préstamo de bicicletas gratuito. Según Noticias de Álava, cinco empresas esperan hacerse con el contrato del nuevo sistema, que será de pago y se implantará a partir del verano. Entre la adjudicación del servicio y la puesta en marcha del programa, los gestores tienen cinco meses de plazo, según las bases del concurso. A partir de mediados de marzo y durante el periodo de transición, el Ayuntamiento cobrará por las bicicletas. El futuro sistema de alquiler traerá a la ciudad un mínimo de 350 bicicletas (750 según El Correo), más modernas, disponibles en 45 estaciones y operativas un mínimo de 20 horas al día (7.00 a 22.00 horas de lunes a viernes). A cambio, el usuario pagará por un servicio, ahora gratuito, para dejar de considerarlo un vehículo de ocio y empezar a concebirlo como un medio de transporte público. Los abonados al servicio pagarán su cuota mensual o anual y los turistas una tarifa por uso (Noticias de Álava). El mantenimiento del nuevo sistema costará 1,5 millones al año y tendrá como reto que cada bicicleta se use por diez personas diferentes cada día (El Correo). Por contra, las bicicletas generarán al Ayuntamiento algún ingreso gracias a los espacios destinados a publicidad (Noticias de Álava).

Foto: Préstamo de bicicletas aún activo en Vitoria. Foto: Noticias de Álava

Que el préstamo de bicicletas deje de ser gratuito parece despertar algunas reticencias, según El Correo: “Yo soy trabajador, gano poco y no puedo pagar un coche. Uso la bicicleta del Ayuntamiento porque me sale gratis. Si no tengo un euro para tomarme un café, ¿lo voy a tener para la bici? No me parece bien pagar”. Samir es un joven marroquí que asegura echar mano casi a diario del parque público de bicicletas. Es uno más de los cientos de inmigrantes que usan estos vehículos para sus desplazamientos por la ciudad y la noticia de que el Ayuntamiento va a empezar en unos días a pedir una fianza a quienes tomen prestada alguna de sus 450 bicicletas le ha sentado mal. Itziar García, estudiante de Ingeniería de la UPV, tampoco ve clara la medida. Ella dispone de su propia bici para trasladarse a diario desde su barrio, Santa Lucía, al campus. “Hace poco me robaron la bicicleta y durante unos días usé las del Ayuntamiento. Yo lo de la fianza no lo sé valorar. Habrá que ver cuánto piden, porque si yo voy a las ocho de la mañana al centro cívico a por una y me encuentro que tengo que entregar 20 euros me voy. No tengo tanto dinero. No me parece muy bien esto”.

La coste del nuevo sistema también es motivo de debate. “¿7.500 ciclistas más por las calles de Vitoria y solo 120.000 euros dedicados este año al Plan de Movilidad? Lo importante es la seguridad y reducir los robos, creo que hay que hacerse un replanteamiento de lo que queremos, con el dinero que tenemos”- apuntan desde el colectivo Bizikleteroak. A su juicio, antes de duplicar el parque público de bicicletas, Vitoria debe replantearse sus prioridades en tiempo de crisis (El Correo).

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Noticias y etiquetada , , , . Guarda el enlace permanente.

2 respuestas a El antes y el después en Vitoria

  1. Pingback: El “desguace” de Vitoria | La bicicleta pública en España

  2. Pingback: El “desguace” de Vitoria | La bicicleta pública en España

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s